Las bombas de calor ACUAQAL disponen de una innovadora tecnología que quita temperatura al ambiente para traspasarla al agua de la piscina, utilizando una mínima cantidad de electricidad.

borde-horizontal-circulo

Así, por cada kW consumido, este aparato puede aportar 3 kW, los que se traduce en un muy bajo consumo de energía necesario para su funcionamiento. De hecho, se estima que con esta solución la temperatura máxima alcanzada es de 35ºC para una piscina y de 40ºC para un spa.

Asimismo, además de ahorrar energía y ocupar poco espacio para su instalación, las bombas de calor ACUAQAL pueden mantener la temperatura deseada en forma automática. Su buen funcionamiento está garantizado por 10 años.


¿Cómo funciona la bomba de calor para piscinas?

El proceso a través del cual este sistema toma el calor del ambiente y lo utiliza para calentar el agua de la piscina es simple. Primero, es capaz de encender la bomba de la piscina para verificar la temperatura del agua. Si se perdió más de un grado centígrado en la temperatura establecida como ideal, el sistema enciende un ventilador para tomar el aire del exterior, el que pasa por un evaporador donde está almacenado en estado líquido el refrigerante R407C.

Al ponerse en contacto con el calor del aire, el refrigerante se gasifica y es enviado a un compresor, donde incrementa su temperatura. Tras este proceso, el gas está listo para ir al intercambiador de calor (un cilindro que contiene una tubería de titanio).

Por este sistema pasa el refrigerante caliente y el agua, a su vez, llena el cilindro en contra flujo, es entonces cuando el agua es calentada, enfriando ésta a su vez al refrigerante, el que vuelve nuevamente a su estado líquido y regresa al evaporador, iniciándose una vez más el ciclo de calentamiento de agua de la piscina.

La bomba de calor realiza este proceso con un consumo muy bajo de electricidad, siendo el sistema más económico para temperar piscinas.

separador-splash-galeria